Las personas que practican este deporte lo hacen por distintas razones, la mayoría para estar saludables, bajar de peso, para sacar el estrés, por la comunidad tan cálida que se genera en un box o simplemente porque lo disfrutan como la mejor hora de su día. 

Existe una pequeña parte de la población que lo hace para competir, porque aspira ir algún día a los CrossFit Games, alguna competencia sancionada de CrossFit como Wodapalooza o probar su suerte en el open para ganar un pase automático.

Sea cual sea la razón por la que entrenes es importante que sepas la diferencia entre entrenar para tu salud o entrenar para competir.

Quienes entrenamos por salud normalmente asistimos a una clase de CrossFit una hora al día. A veces nuestro programa nos dice que hagamos fuerza, algún levantamiento olímpico y después un WOD. Los pesos prescritos son accesibles para muchos y nos divertimos intensamente con nuestros compañeros de clase. 

De repente un día rompemos nuestra marca personal en algún levantamiento o mejoramos nuestro tiempo en algún WOD y estas marcas se repiten y las superamos cada par de meses. 

Darte cuenta cómo cambia tu cuerpo con una hora al día de entrenamiento y ver cómo vas logrando hacer cosas que pensabas que nunca podrías es tal ves lo más adictivo de este deporte para quienes lo practicamos por salud y de forma recreativa.

Los avances que hacemos normalmente son a largo plazo. Agregarle 5lbs a nuestra marca personal de forma constante y periódica a un levantamiento en un gran logro para nosotros. Movernos mejor cada día y ser más eficientes en nuestra manera de entrenar para que sea de forma segura debería ser la finalidad de cualquier programa general en un box. Quienes entrenamos por salud, buscamos tener una mejor calidad de vida y poder llegar a los 80+ años con una capacidad física envidiable, siendo capaces de seguir siendo seres humanos autónomos, jugar con nuestros nietos y que nuestros indicadores de salud se mantengan estables por mucho tiempo.

La historia para quienes realmente entrenan para competir es totalmente diferente. Ellos buscan ser mejores para el Open, para la próxima competencia o evento que tengan en puerta. En teoría quien entrena por salud o quien entrena para competir hacen casi lo mismo en cuanto a movimientos, con la diferencia que quien entrena para competir tiene volúmenes y cargas de entrenamiento mucho más pesadas que alguien que lo hace de forma recreativa. La rutina que tu haces en 10 minutos ellos la hacen en la mitad del tiempo, pueden mucho más peso, sus habilidades gimnásticas son mucho más notables, sus sesiones de entrenamiento varían entre 2 y 5 horas al día y su capacidad de trabajo en general parece imposible de igualar. No solamente el entrenamiento se ve diferente, también el día a día; sus hábitos alimenticios, sus patrones de sueño y descanso, sus visitas al fisioterapeuta para mantener sus músculos y articulaciones saludables. En resumen, viven para ello.

Pero ¿Entrenar a ese nivel es realmente sano? ¿Es sostenible a largo plazo?

La respuesta es más complicada que un “sí” o un “no”.

CrossFit es un deporte relativamente nuevo. En realidad, todavía no se tienen indicadores o estudios de alguna persona que lo haya practicado toda su vida para hacer un estudio confiable y que demuestre algo. 

Lo que si se sabe es que la práctica de CrossFit como programa de salud sí genera cambios muy positivos en tu cuerpo y tu salud a largo plazo.

En un estudio publicado por el Centro Nacional Estadounidense para la Información en Biotecnología (Enlace al final del documento), se muestran resultados muy satisfactorios en cuanto a la práctica de este deporte, no solamente a nivel físico, sino a nivel neuronal y psicológico.  En este estudio, se toman los datos de 31 artículos diferentes de los cuales al hacer el Meta-análisis, se llega a la conclusión que CrossFit como rutina diaria, mejora tu composición corporal, estado de ánimo, reduce el riesgo de lesiones en tu estructura musculo esquelética y tiene efectos muy positivos en los indicadores de salud y comportamiento social.

CrossFit tiene todo un departamento que se dedica a los atletas “Masters”, personas de más de 35 años que entrenan por recreación o compiten en este deporte y que hasta los 65 años, pueden competir en su categoría. El nivel de demanda física en las competencias entre más avanzada la edad es mucho menor, pero no significa que no sea algo de admirarse. Basta ver un video de estas competencias para darnos cuenta la gran habilidad y el excelente estado físico en el que se encuentran estos atletas.

CrossFit lo puede practicar cualquier persona, es infinitamente escalable y adaptable, lo que lo hace accesible para niños, jóvenes, adultos, personas de la 3era edad y en general cualquiera que quiera iniciar. Competir es otra historia muy diferente y si ése es realmente tu propósito deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Deberás dominar absolutamente todos los movimientos.
  • Deberás pasar horas y horas solamente perfeccionando tu técnica.
  • Estarás más expuesto a una lesión, por lo que tendrás que darle mucha importancia a tu recuperación y descansos.
  • Tu tiempo de entrenamiento no se limitará al box, deberás hacer mucho trabajo como de movilidad y preparación también en casa.
  • Tendrás que hacer muchos sacrificios.
  • Deberás estar dispuesto a aprender y educarte a ti mismo en esta disciplina lo mayormente posible (Esto aplica también a quienes lo practicamos por recreación. Entre más sepas, tendrás más herramientas para aplicar en tu entrenamiento
  • Tendrás que tener bien clara la diferencia entre entrenar y competir.
  • Rodéate de buenos coaches que trabajen en conjunto contigo para tus metas y propósitos
  • Mucho más…

Lo más importante de todo es mantenerse activo, disfrutar de cualquier deporte que practiques y llevar una vida balanceada.

Escrito por: Luis Angulo

Director y Fundador de Altum CrossFit

  • Credenciales:
  • – CF-L1 Trainer
  • – CrossFit Aerobic Capacity Certificate
  • – CrossFit Anatomy Certificate
  • – CrossFit Gymnastics Certificate
  • – CrossFit Judges Certificate (2018)
  • – CrossFit Kids Trainer
  • – CrossFit Lesson Planning Certificate
  • – CrossFit Running Certificate
  • – CrossFit Scaling Certificate
  • – CrossFit Spot The Flaw Certificate.
  • – Power Monkey Fitness